Palabras de María de Jesús Patricio Martínez en Amatlán, Altas Montañas, Veracruz. Noviembre 12 de 2017



Buenas tardes hermanos, hermanas de esta comunidad, gracias por este recibimiento que nos hicieron, en nombre de los que estamos aquí presentes, miembros del Concejo Indígena de Gobierno, les agradecemos a los niños por ese bonito baile que nos hicieron y por participar.

Al escuchar las diferentes intervenciones tanto de los compañeros de aquí, como las concejales de aquí, exponían una serie de problemáticas que se tienen por estos lugares y escuchaba que aquí es un municipio indígena, ¿si? Y yo digo que no les dé pena decir que es municipio indígena, si se ha deteriorado, si lo han deteriorado otros intereses eso no es por nosotros, es porque hay otros intereses de fuera. Y así como este municipio hay muchos en el país donde quieren destruirnos, quieren acabar nuestra identidad, quieren acabar nuestras tierras, nuestros bosques, nuestras aguas, se los quieren robar, se los quieren llevar y quieren hacernos sentir que un indígena no vale, que un pueblo originario no vale. 

¿Por qué nos dicen eso? Porque tenemos riquezas en nuestros territorios y esas riquezas ellos las están mirando, y están buscando la forma de que nosotros dejemos esta tierra y nos vayamos a las ciudades o nos vayamos para otros países, así como muchos hermanos que pasan migrando, es lo que ustedes decían, que van en busca de algo mejor porque la misma situación capitalista cada vez exige que nuestras comunidades desaparezcan, y que los que tienen el poder económico se apropien de esas riquezas. Y por eso cada vez dependemos más de eso que nos venden, que nos engañan, y que queremos a veces parecernos a ellos, olvidando nuestras raíces, olvidando nuestra comunidad, olvidando lo que nuestros abuelos con mucha sabiduría nos decían de nuestra comunidad.

¿Qué ha ocasionado el capitalismo? Destrucción en nuestros territorios, desplazamiento de algunos miembros de comunidades, envenenamiento de algunas aguas, destrucción de algunos bosques, destrucción de la tierra cuando van y sacan los tesoros que tienen nuestras tierras como es el oro, el mineral, todas las riquezas que tiene. Entonces qué está ocasionando esto, que las comunidades nos organicemos y defendamos. Pero las comunidades como estamos una y otra alejadas pues nos encarcelan, nos reprimen, matan a algunos dirigentes, los desaparecen y meten ese terror en nuestros jóvenes, lo que es el crimen organizado. Y hemos visto en este caminar de que están muy aliados el gobierno con estos grupos que atentan en nuestras comunidades, y es un arma para destruirnos, para que no nos organicemos, para que nos dé miedo y nos sentemos mejor a estar lamentando nuestros dolores. 

Entonces por eso, los que hemos estado aglutinados en el Congreso Nacional Indígena, pueblos indígenas de México que nos conformamos hace 20 años, y que al juntarnos vimos que nos parecíamos porque ambos teníamos la lengua, el vestido, las fiestas, la organización, las tierras, y los diferentes conflictos eran parecidos, los problemas que nos estaba ocasionando el capitalismo eran parecidos, y entonces dijimos pues no es bueno estar separadas, es bueno encontrar un espacio donde sigamos platicando, donde sigamos pensando juntos qué hacemos para proteger nuestras comunidades, para proteger nuestros territorios, y entonces se hizo un foro, se hizo otro foro, y ya en octubre del 96, en la Ciudad de México, se conforma lo que se llamó Congreso Nacional Indígena. 

Y se pensó en hacer un espacio de encuentro de los pueblos indígenas de México, no como una organización sino como un espacio para que fuera una casa de todos, que así le fueran llegando los diferentes pueblos indígenas y se sintieran como en su casa, como una asamblea que se hacen en las comunidades, y dijimos cuando estemos juntos somos asamblea, cuando estemos separados somos una red que vamos a estar en comunicación, y que vamos a estar atentos de lo que le pase a un pueblo indígena, ahí vamos a estar todos. 

Pues hemos caminado por más de 20 años y ahora en este V Congreso otra vez nos juntamos a analizar y pensar juntos sobre la problemática de nuestras comunidades y regiones, y vimos con tristeza que estaba más grave que hace 20 años, que era más difícil ahora y que ya no era nada más sacar una simple declaración de este V Congreso, que era necesario ir más allá, era necesario otra vez que nuestros pueblos volvieran a ser visibles y por eso nuestros hermanos zapatistas proponen participar en este proceso electoral 2018, y nos dicen “nosotros lo hemos pensado y lo hemos analizado y no vemos por dónde, si ustedes tienen una mejor propuesta nos unimos a la de ustedes”. 

La pensamos, porque habíamos dicho que no íbamos a ir por la vía electoral, que íbamos a ir por la cuestión organizativa, pero después de analizarla y pensarla, porque el único propósito de participar en este proceso era para otra vez poner sobre la mesa de discusión los problemas de nuestras comunidades indígenas, que voltearan a ver a nuestros pueblos, que se escucharan esos problemas que se tienen ahora en las comunidades, y que son más fuertes; ese era uno de los propósitos, y el otro que nos organizáramos, que permitiera un acercamiento con más comunidades hermanas donde es difícil llegar por los problemas que se tienen. 

Entonces dijimos le vamos a entrar, después de una previa consulta a más 523 comunidades que dijeron que estaban de acuerdo, nuestras mismas comunidades dijeron que era importante y que era necesario, y que no de manera simbólica, sino que le entráramos de lleno y le entráramos con todo. Entonces ya se piensa y se dice pues vamos a participar con un Concejo Indígena de Gobierno. 

Así como en nuestras comunidades que se tiene un grupo de personas que se les da un cargo y que la misma comunidad está pendiente de cómo trabajan, y si no trabaja bien lo quitan y ponen otro, así igual funcionaría el Concejo Indígena de Gobierno, y cómo estaría integrado, con diferentes hermanos indígenas de todos los pueblos indígenas aglutinados en el Congreso Nacional Indígena, que serían delegados desde sus comunidades, por asambleas o como estuvieran organizados para participar en este Concejo Indígena de Gobierno, y ellos estarían respaldados desde sus comunidades y sus mismas comunidades estarían al pendiente de ese caminar, y el día que ellas decidieran quitar, lo pueden quitar y poner.

Entonces es lo que se terminó haciendo, conformando lo que es el Concejo Indígena de Gobierno, se diseñaron 93 regiones en el país y cada región se dijo que mandataría 2 concejales, pero ya en este caminar hemos visto que hay regiones que son más grandes y que van a mandatar a más concejales, y entonces se dijo no importa los que le lleguen. Lo importante es que se conformen, se consoliden y trabaje este Concejo Indígena de Gobierno. 

Entonces el trabajo de los concejales, unos aquí presentes, unos son de aquí de esta región, su trabajo sería visitar a las diferentes comunidades de esta región, escuchar la problemática que se tiene, juntarse toda la región y empezar a pensar juntos cómo vamos a hacer para defender nuestro territorio, cómo vamos a hacer para fortalecer nuestras comunidades desde abajo, cómo nos vamos a organizar para hacer frente a este gran sistema capitalista que solamente ha traído muerte y destrucción a nuestras comunidades. Es el trabajo principal de los concejales, ¿qué quiere decir? Ellos van a ser como semillas en las diferentes comunidades y región, unas semillas que tienen que cultivarse, nacer y tienen que dar frutos, tienen que florecer esa palabra de los pueblos indígenas, esa organización para que haya vida, porque si no nuestras comunidades se van a morir, que es lo que quiere el grande capitalista.

Entonces esa es la palabra que traemos, de que tenemos que organizarnos, no para de aquí al 2018, sino para después. Porque siempre ha pasado, ya comentaban, que en cada periodo electoral nos traen regalos, nos traen despensas, mochilas, paraguas alguien decía, y diferentes cosas a regalar, pero los traen de manera amañado, y ya no los volvemos a ver, quedan allá arriba y ya no se vuelven a acordar hasta después de otro tiempo.

Entonces de participar en este proceso no es para quedar allá arriba, es para visibilizar la problemática real de nuestras comunidades y para que nosotros logremos organizarnos y quedar después del 2018 fuertes. Fuertes para defender nuestros lugares donde estamos, nuestras comunidades, nuestras regiones y juntos a nivel nacional; y no solamente los pueblos indígenas sino también con la sociedad civil organizada que está en las ciudades y que también ha venido trabajando. 

He escuchado sus trabajos aquí de ustedes, me parecen importantes y es una forma, pero sí hace falta más organización para reforzar nuestra comunidad y nuestra región. Ya tuvimos una primera reunión del Concejo Indígena de Gobierno en agosto y ahí se diseñaron unos grupos de trabajo que es por donde pensamos que le podemos ir dando, por donde pensamos que podemos ir caminando: el primer grupo es de tierra y territorio, el otro es de autonomía, mujeres, jóvenes y niños, diversidad sexual, justicia, personas con capacidades diferentes, desplazados y trabajo y explotación que es lo que genera este sistema capitalista.

Entonces son nueve grupos que nosotros pensamos que pudiera trabajar por ahí el Concejo Indígena de Gobierno, entonces hay mucho que hacer, mucho que reforzar desde nuestras comunidades para sobrevivir después, y entonces los pueblos indígenas no solamente están pensando por los pueblos indígenas sino por todo México y por todo el mundo. Porque pensamos que este sistema capitalista no solamente quiere acabar a los pueblos originarios, sino que quiere acabarnos a todos. Y después del 2018 se va a venir una fuerte destrucción porque ya todas las leyes, todo lo que están diseñando es para asegurar ellos la explotación y el despojo de nuestras comunidades. 

Y se va a venir con fuerza porque ya lo están mirando ellos y lo hemos visto nosotros en este caminar, por eso están en contra de la organización de nuestros pueblos. Pero eso es lo que tenemos que hacer, tenemos que fortalecer nuestras comunidades desde abajo. Tenemos que desde como comunidad, como región y a nivel nacional, tenemos que construir algo nuevo, por eso hablamos de la autonomía, porque cada región tiene su propia forma de organizarse, hay que preguntarles a nuestros abuelos, preguntarles a las personas mayores y ellos nos van a ir diciendo y nos van a ir guiando. 

Entonces por eso es nuestro caminar de visitar a los diferentes los pueblos y comunidades indígenas, llevar la palabra pero también escuchar la de cada quién, escuchar sus dolores y juntos ir construyendo algo nuevo, juntos hombres y mujeres, no tienen que quedarse las mujeres en la casa. Tenemos que participar en este proceso de reconstrucción de este país, de estas comunidades, de este México que nos han quitado y nos lo están despedazando. Tenemos que tomarlo en nuestras manos y juntos empezar a construir algo nuevo, algo para los que vienen atrás. Algo que le podamos decir a los más chiquitos, esto que te estoy dejando lo tienes que pelear, lo tienes que cuidar porque se lo vas a dejar a los otros. 

Y sí se puede, hermanos, sí podemos porque aunque nos han dividido podemos juntarnos otra vez y podemos reforzar esta organización para lograr reconstruir nuestras comunidades y fortalecerlas, reconstruir nuestras regiones y fortalecerlas, y reconstruir este México para podérselo dejar a los que vienen atrás.


Muchas gracias hermanos.

Comentarios

Entradas populares