Palabras de María de Jesús Patricio Martínez en Coacotla, Veracruz. Noviembre 9 de 2017. Parte II

Respuesta a la ronda de preguntas de los asistentes

Pues intervenir porque creo que lo que están diciendo, pues en ningún momento venimos a decirles “oigan, vengo para que voten por mí”. Para nada. Nosotros les hablamos de organización. Que tenemos que organizarnos desde nuestras comunidades. Y hemos visto que lo que ha estado hasta ahorita no ha respondido a nuestras comunidades, es lo que les planteaba: quede quien quede, nuestras comunidades se siguen destruyendo; que no ha habido una respuesta clara. 
Entonces es cierto, tiene razón, allá puede venir el tiempo electoral y pueden votar por otro y al rato quien quede en la comunidad. Lo que nosotros planteábamos es que tenemos que organizarnos. Voten ustedes por quien quiera, como decía acá el compañero, o usted también, tienen toda la libertad, no les venimos a imponer, lo que queremos es decirles es que si no nos organizamos desde abajo, nuestras comunidades, pensando nosotros que hemos sufrido por años, que tenemos que organizarnos, pensando desde abajo, no sé cómo están acá organizadas las comunidades, pero si son comunitarias, ah bueno vamos a pensar cómo vamos a fortalecer nuestra comunidad, desde la lengua, el vestido, la organización, la salud, desde como la comunidad, abajo, no esperar que vengan y nos resuelvan de arriba, por eso se pensó participar. 
Tiene razón el señor cuando dice que se había planteado no trabajar por la vía electoral, y cuando se planteó la propuesta muchos que estábamos ahí dijimos “es que habíamos dicho que por ahí no íbamos; nosotros iba a hacer nuestra organización desde las comunidades”, pero se dijo “es que no va a hacer para que ahora ustedes vayan y se pongan allá como otro candidato más, sino que va a hacer para que se dé a conocer la problemática indígena, la problemática real que se está viviendo abajo, ese es el pretexto”. ¿Por qué? Porque tenemos que usar la herramienta que usan los poderosos, porque así nos van a voltear a ver los medios de comunicación a huevo. ¿Cómo que ora estos inditos se andan organizando? ¿Ora qué quieren? ¿Cómo que ahora están saliendo si decían que no iban a salir por ahí? 
Y entonces los medios van a estar fijos en los pueblos indígenas y es el momento para hacer las denuncias de lo que están sufriendo en nuestras comunidades, que pongamos sobre la mesa: en Veracruz, miren hay tantos pozos petroleros, hay tantas tierras que no se han resuelto, hay tantos desaparecidos, hay tantos muertos, hay tantos encarcelados, nos están imponiendo los programas de la secretaria de salud sin que estemos de acuerdo, todos los problemas. Para esos es, para que volteen a ver otra vez a los pueblos indígenas así como cuando surgió el 94. Todos voltearon a ver, los gobiernos a los estados, y dijeron “¡ah canijo!, acá tenemos indígenas”. 
Yo lo digo por Jalisco, ahí el gobierno de Jalisco antes del 94 los pueblos indígenas de Jalisco no existían en los medios. Después del 94 entonces sí surgen, se da cuenta el gobierno: ¡ah caramba!, yo también tengo indígenas, tengo wirrárikas y tengo nahuas. Y entonces ya van y así como hacen y mandan dinero, pensaron que lo que queríamos era dinero, porque piensan es como los papás cuando tienen abandonados a los hijos, de que piensan que con darles el dinero ya están bien, y no es cierto, los hijos quieren algo más que dinero. Entonces así las comunidades de allá, pensaron que con dinero se iba a resolver y ya, y no. 
De veras, hermanos, hemos estado existiendo por años las comunidades en México y no se nos ha tomado en cuenta. Las reformas que se han hecho, la ley que se hizo, que surgió, que fue propuesta desde la Ley COCOPA que fue algo que se elaboró de los acuerdos de San Andrés y que fue planteada, no se tomó en cuenta, se hizo una ley muy diferente donde se le quitaron derechos a los pueblos indígenas, ¿y por qué no se aceptó? Pues porque ya tenían pensado los del dinero que lo que tienen los pueblos indígenas, que son minas, aguas, petróleo, aire, todo eso es dinero para los del capital, por eso no hicieron y no aprobaron esa ley; hicieron una muy diferente y ya de ahí se hicieron las otras, locales, en los estados. Nosotros en Jalisco no estuvimos de acuerdo con la ley local porque sabíamos que si la ley federal no estaba protegiendo a las comunidades indígenas, mucho menos las locales. 
Y dice el gobierno de Jalisco: ah, ellos, pero no se apuren, éstos están en contra pero hay que darles dinero y van a ver que con eso van a estar de acuerdo. Y nosotros dijimos que no. Y yo creo que así en cada lugar hay, entonces por eso el participar en este proceso. No es que queremos llegar allá, ni es para dividir o quitarle votos porque si quieren no voten por los pueblos, pero organícense. Hay que organizarnos, solamente así vamos a poder sobrevivir, voten si quieren por el PRI, el PAN, y no sé cuantos más hay por acá, pero hay que organizarnos, porque quede quien quede no va a resolver el problema si no estamos organizados, si no le exigimos, si no decimos cómo se tienen que hacer las cosas desde nuestras comunidades, ni aunque quedara yo. 

Si no hay organización abajo olvídense que se va a resolver la situación. Nos toca a nosotros desde abajo. Espero pues que se aclare un poco por qué decidimos participar, porque nosotros le vemos que esto ya va de pique para que desaparezcan nuestras comunidades, y de veras que todas las reformas que se están haciendo van con el fin de quedarse con las riquezas que tienen nuestras comunidades y si no logramos hacer algo fuerte para defenderlo va a ser después más lamentable. Nosotros así lo estamos viendo, lo estamos viviendo y es lo que les traemos, y eso es bueno escuchar las opiniones la gente de abajo, la que nos han hecho creer que solamente desde arriba se puede hacer algo, y no es cierto. Si no estamos organizados abajo para exigir nosotros, no se va a poder hacer nada aunque quede el mejor allá, según.

Comentarios

Entradas populares